¡Bienvenid@!

Esta esla era en la que los humanos y androides pueden convivir mutuamente, así como relacionarse y hasta forjar relaciones tanto sentimentales como amistosas, sin embargo, ¿hasta quepunto la tecnología dejará de estar a favor de la humanidad y se volcará contra ella?, descubrelo acá.Bienvenid@ a Digital World!



¡Primavera!

Actualmente estamos en:

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Dom Ene 04, 2015 5:07 am.
Últimos temas
» Necesito ayuda =×=
Miér Mar 25, 2015 5:30 am por Rin Kagamine

» Cuenta hasta 10 y besa!
Jue Feb 12, 2015 2:25 am por Rin Kagamine

» El aburimiento puede ser el peor enemigo (Priv. Zack)
Sáb Ene 31, 2015 9:42 pm por Yakurasai Zack

» Búsqueda de Rol
Sáb Ene 24, 2015 11:56 pm por Rin Kagamine

» ¿Prueba de valor o una mala broma? {LIBRE}
Mar Ene 20, 2015 10:45 pm por Aki Saeki

» Yumeko Fujisaki ID {The girl of a Pink darkness}
Vie Ene 16, 2015 1:09 am por Len Kagamine

» Cosa de Hermanos (Priv. Rin)
Sáb Ene 10, 2015 2:41 am por Rin Kagamine

» De paseo. [Priv. Len]
Jue Ene 08, 2015 1:22 am por Len Kagamine

» Otro dia mas [Libre]
Miér Ene 07, 2015 11:52 pm por Yakurasai Zack





>>AWARDS PROXIMAMENTE
Bleach: Shadow Of Seireitei photo untitled44.png Crear foroEl ultimo cosmos Pandora Hearts RolDreams ParadiseKatekyo Hitman Reborn Rol

Belleza naciente [Neferet ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Belleza naciente [Neferet ID]

Mensaje por Neferet Allen el Lun Dic 15, 2014 12:43 am

#DATOS BASICOS#





Nombre Completo:  Neferet Allen

Edad: 19 años

Estado Civil: Soltera

Familia:

Ellan Allen, padre. Sin relación actualmente.

Merit Amon de Allen, madre. Sin relación actualmente.

Khaled Allen, hermano menor. Espera que tome una decisión con respecto a su propuesta. Desea que puedan vivir juntos.

Serie al que pertenece el pj:  Aion - Es una de las tantas razas del juego, no se si tenga nombre.




#DESCRIPCIONES#




Descripción Física: 

Neferet es una mujer de contextura pequeña, esbelta, elegante; de andar exuberante. Hombros y caderas alineadas, cintura bien marcada; un cuerpo delicado y cuyo atributo notorio son sus curvas sinuosas.  Brazos y piernas delgados y largos, pies y manos pequeñas. De piel sonrosada, suave, tersa, elástica, tan sensible que un golpe sería capaz de marcarla roja, en unos instantes. Su rostro de proporciones armónicas y femeninas presenta unos ojos violáceos azulinos; protegiéndolos largas y renegridas pestañas grises, enmarcan una mirada distante y pensativa. De nariz respingada y labios pequeños bien formados y carnosos; un leve tono labial siempre los recubre, usualmente rosado. Cabello largo y semi lacio hasta media cintura, flequillo largo que suele tapar sus cejas y juguetea con sus pestañas. Su coloración podría catalogarse como indefinida pues, a pesar de tener unas hebras plateadas, reflejos cerúleos y amatistas pueden notarse; en especial cuando está bajo el sol. De vestimentas llamativas, cuyos adornos predominantes son cintas, moños y flores. Usa prendas exóticas que confecciona personalmente y nunca serán vistas en ninguna otra tienda.

Neferet:


Descripción Psicológica:

Neferet lleva adelante una vida cuya dualidad marcada, haría pensar a algunos, que sufre doble personalidad.

Por un lado está la conservadora. Una persona apacible, que razona, amable, dócil, que depende de lo que otros digan y obedece casi sin pensarlo. Quién se relaciona con otros sin miedo a la sociedad, pero que nunca estaría segura de poder seguir las costumbres demasiado liberales que algunas personas ponen en practica cada día. Esto se debe a la forma en que fue criada y aunque ha dado un paso importante para su vida, aún le queda mucho camino por delante.

Por otro lado esta la revolucionaria. La mujer segura de sí misma que no busca consejo de nadie y no quiere ser dominada, la mujer salvaje y alegre que hace lo que quiere y no se arrepiente de nada. La que socializa sin preocupaciones y deja límites allí donde alguien intenta aprovecharse de ella. Quién investiga e innova su casa, sus pertenencias y su indumentaria cada día, quién no teme ser el centro de la atención.

Por supuesto tener esta división entre la mujer sosegada y la aventurera trae problemas a su vida, ya que entre cambio y cambio siempre existe una mella que la atormenta y le hace daño. Uno pensaría en el cambio de una niña hacia su adolescencia, cuando descubre y aprende cosas con las que debe lidiar y necesita deshacerse de ese caparazón si quiere dar paso a la adultez en algún momento. A pesar de su edad, ella apenas pasa por esa etapa, porque fue su decisión de libertad y eso mismo que la alejo del yugo de su padre, lo que le permite actualmente crecer cada día.


Gustos:

○Las estaciones frescas.

○ Las frutos rojos (Frutillas, guindas, etc)

○Decoraciones florales.

○Viajar, acampar.

○Mirar programas de diseño.

○Experimentar con sus propias ideas, sobre aquello que le gusta.




Miedos:

○Su padre.

○Su antiguo estilo de vida.


Manías:

○Tiene la manía de morderse la uña del dedo pulgar cuando está nerviosa.

○Siempre repite la palabra creo al final de una oración, lo cual denota su inseguridad.




#VIDA PERSONAL#



Historia:


"No-no quiero morir... No... m-me mates...."

Lágrimas caen siempre de sus ojos, cuando recuerda aquellas palabras. Recuerda entonces el dolor que le provocaba respirar, la insistencia que comandaba su instinto, sus ansias de seguir adelante, afrontadas contra la orden de su padre, de dejarse morir. Siempre suena rudo a oídos de otros cuando comenta que su padre la hubiera dejado morir. Entonces todos llegan a la misma pregunta: ¿Cómo llegaste a esa situación?  Ella se limita a acomodar su perlada cabellera y relata con parsimonia, limpiando con un pañuelo hecho a mano, aquellas gotitas de agua marina que ruedan por su rostro.

"Mi madre era egipcia, una mujer hermosa, diestra en danza, música, artes de todo tipo. De preciosa figura y excepcional voz. Su padre era un celebre empresario que, se topo en sus negocios con mi abuelo, un extranjero. La inusual gran amistad que se forjo entre ellos, dio como consecuencia que, al cumplir mi padre 16 años, ella fuera entregada a él. Tal cual un regalo. Se celebró una boda y 9 meses después mi ser llegó al mundo.  Una hija que sería entregada en matrimonio al hijo de otro socio cuando tuviera 16 años.

Todos eran así, todos tenían esa creencia que, la mujer era un objeto y servía para crear lazos de amistad o conveniencia con otros amigos empresarios. Así fui criada, en silencio, tras velos, con la mirada baja, sin actitud, ni orgullo, ni derechos. Y como si ello no fuera suficientemente seco, tenían la creencia que, si uno debía morir, nadie podía interponerse ante ese decreto. La persona debía morir. Mi padre era rudo y estricto, pero nos quería, a mi y a mi hermano menor, que llegó 2 años luego que yo. Y creía fielmente que, si algo nos ocurría alguna vez, el no meditaría obedecer tan cruel regla.

Cuando tenía 16 años y era retirada de la academia donde me enseñaban artes, aconteció que unos extranjeros con armas invadieron el lugar. Su objetivo era robar, pero la seguridad del lugar acudió prontamente. Los ladrones, que no parecían estar dispuestos a rendirse, arremetieron contra la seguridad, a los tiros. Una lluvia de balas explotó entonces. 10 personas resultaron heridas, otras 3 murieron ese día. Hubieran sido 4 si contara yo entre ellas.

Pero mi salvación no vino de la mano de mi padre, ni de mi madre. Ellos me acomodaron sobre unas telas de seda y acariciaron mi cabeza. Yo lloraba y rogaba, quería vivir. Incluso si debía casarme con alguien que no conocía y era obligada a tener sus hijos, yo quería vivir.

"Es un decreto. Tómalo con calma, dejaras de sufrir pronto"

Con frías palabras y un beso insensible en mi frente, mi padre me abandono a mi suerte. No tenía salvación. Sin embargo, el dolor sobre mi pecho, el sentir que estaba muerta, encendía en mi ese deseo especial y cuando fui dejada en soledad, me arrastré hasta el teléfono que descansaba sobre la mesa de la sala donde estaba y marqué el número de emergencias. Del otro lado un "emergencias, cual es el problema" se escuchó.

"Por favor..."

El auricular cayó de mi mano y yo apoyé mi cabeza sobre el suelo, ya no tenía fuerzas para continuar. Ocurrió que entonces, una persona colocó el auricular sobre su oído, y mirando hacia mi, me dio la oportunidad que deseaba.

"En la escuela de artes ha habido un altercado entre oficiales y ladrones, una niña fue herida y se encuentra en estado grave. Se requiere atención medica inmediata, ha recibido un disparo en el pecho"

Un disparo en el pecho, no sabía de medicina pero saber eso, no me dejaba esperanzas. Nadie sobrevivía a una cosa así, arroje unas cuantas lagrimas ahogadas y cerré mis ojos. La inconsciencia llegó poco después.

Y me sumergí en una pesadilla recurrente desde la cual veía a mi familia acompañar un féretro, una sala medica donde una operación se levaba a cabo, arenas eternas donde yo bailaba y bailaba sin cesar hasta que simplemente me rompía en pedazos. Un oasis, donde la brisa fresca y dulces aromas, recomponían mi dolor. De repente sentía una calidez acogedora, las arenas me tragaban lentamente pero, no sentía miedo, simplemente me dejaba llevar.

Abrí mis ojos y me encontré recostada en una cama, estaba tapada hasta el cuello, se oía música proveniente del televisor y desde fuera de la puerta, las enfermeras iban y venían. Bajo el umbral de la puerta, la figura de mi hermano, me observaba. Estaba desorientada.

"Hermana"

Su voz masculina, aunque apenas era un niño, me hizo llorar. Lloré conmocionada, porque de todas las personas que había amado, la única que me había devuelto ese afecto era mi hermano menor. La persona que me había salvado la vida.


"Padre se entero que te alejaste de los brazos de la muerte, cree que fue cosa de los demonios"


Sentí una punzada de pena, de rabia, de soledad. Algunos segundos más tarde, recordé la razón por la cual estaba allí y con miedo, levanté las sabanas y miré mi cuerpo. Una gran cicatriz blanca, que se veía terrible, adornaba allí donde la bala penetrara.


"Los médicos dicen que tienes mucha suerte, que la bala no hirió ninguna parte vital de tu cuerpo"


Lloré, lloré lo que no lloré nunca y estiré los brazos hacia mi hermano. Mi hermano de 14 años, había salvado mi vida. El lloró conmigo, fue la única vez que lo vi llorar. Decidí en ese momento que lo que más quería hacer con ese milagro que era mi vida, era protegerlo, liberarlo de ese padre hipócrita, de ese padre terrible que le haría lo mismo alguna vez.


"No le pertenezco, a nadie. Y tu tampoco. Me iré a donde quiera y no lo impedirá. Pero tu, ¿es la vida que deseas vivir? Yo, buscaré un lugar donde vivir, buscaré trabajo, y te daré cobijo. Estarás a salvo"


Fue una promesa y desde ese momento, me juré que desterraría a esa dócil mujer que casi se deja morir. Celebraría la vida hasta que mi final verdadero me cobijara, dulce y cálido, como esas arenas de mi sueño.


Pasatiempos:

Practicar jardinería.

Practicar cocina.

Practicar costura.

Otros:

Tiene una horrible cicatriz entre sus senos, marca que le ha quedado de la operación a la que fue sometida para salvar su vida. la misma es blanquecina y sienta horrible sobre su piel, porque es la única zona donde la piel es áspera.

Es una mujer diestra para la danza y el canto, habilidades heredadas de su madre.


JUST LIVE YOUR LIFE
avatar
Neferet Allen
Humanos
Humanos

Grupo : Humanos
Raza : Humana
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Ciudad

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Belleza naciente [Neferet ID]

Mensaje por Len Kagamine el Lun Dic 15, 2014 1:12 am


_________________
avatar
Len Kagamine
Vocaloid
Vocaloid

Grupo : Vocaloid
Raza : Androide
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 26/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.